Viaje y respuestas

Ahora mismo me encuentro en el barco, en un accidentado regreso similar a la ida, con un vaivén constante y una sensación de encontrarme en una montaña rusa que durante ocho horas me hace pensar de una forma inusual.
Han pasado ya cuatro días, que he aprovechado para desconectar de mi hogar y recuperar preguntas que no había conseguido solventar nunca, y habían quedado guardadas sin pararme a pensar o cambiar de perspectiva sobre ellas.

Para mí, Lanzarote es un lugar especial, y se encuentra tan ligada a mi ser que poca gente se imagina lo que puedo llegar a sentir cuando me encuentro en esa isla.

Nada más llegar quise hacer una foto a aquella especial tierra, y mandársela a alguien a quien tenía ya algo apartado de mi mente, pero que nunca podré borrar de mi ser, enseñándole que otra vez volvía a aquel lugar, pero esta vez no era para verle, y poco tenía que ver con su persona mi visita.

Esa persona que tanto significa para mí, que me hizo ser feliz como nunca nadie lo ha hecho, pero que también me hizo sufrir como dudo que alguien pueda llegar a hacerlo nunca, es una de las pocas que sabe parte de mi amor a la isla, y el que un día iba a ser mi hogar para encontrarme más cerca de su vida, más cerca de aquello que se convirtió en lo más importante que nunca me hubo pasado, y que dudo que alguna vez pueda volver a pasar.

El viaje fue accidentado desde el principio, pues en noches de mala mar no es recomendable navegar, aunque con el vaivén del barco, llegase a escarbar en lugares en los que había soterrado ideas y pensamientos, incompleto todo, sin analizar ni resolver, ignorando su existencia.

Volví a pensar en sus besos, en sus abrazos, en sus palabras. Los dos primeros fueron escasos, pues la distancia no es la mejor aliada que pueda tener una vida junto a alguien, pero las palabras rebrotaban y volvían a aparecer, como si nunca se hubiesen terminado de decir.

Empecé a cuestionarme por qué había elegido la cocina como mis futuros estudios, el motivo por el que antes no me había sentido tan a gusto, y qué era lo que buscaba yo de mi entorno, porque al parecer no era muy común. Todas esas preguntas sepultadas parecían demasiado sencillas ahora, y las respuestas aparecieron como si nunca hubiese dudado de su existencia.

Elegí la cocina como método de comunicación, para expresarme, para decir lo que mi autocensurada mente es incapaz de decir de otra manera, y para desahogarme sin dañar a nadie, aprendiendo a disfrutar de cada momento.

Soy un cocinero, malo con ganas, pero por falta de prácticas, y de eso no tengo la menor duda ahora. Es arte, es expresión, es un estilo de vida, es comunicación, y no había entendido nada de ello de forma consciente, aunque mi mente ya había decidido por mí cuando al llegar el verano pude verme indeciso y desorientado.

Necesito comunicarme de alguna manera, y parece ser que el estómago es la mejor forma que tengo para hacerlo, incluso mejor que la música, la cual consideraba indispensable para sobrevivir.

Hay muchas cosas que uno descubre viajando, y a veces es el viaje en sí lo que te ayuda a plantear tu vida diferente. Hay muchas preguntas que necesitan que te encuentres incómodo, en tierra extraña, algo desorientado, para que les puedas encontrar respuestas, para que se revele ante ti el origen de aquello que no entiendes, y que tu vida cambie, aunque pocos puedan darse cuenta.

Una frase me queda por decir, y es solo para una persona:

Viajé a tu tierra, otra vez, como un día lo hice por ti, pero poco queda para que el viaje no sea temporal, y menos para atreverme de nuevo a decir aquellas dos palabras que tanto significado tuvieron, así que recuerda que yo sigo aquí, por siempre y para siempre, aunque esté lejos de cualquier lugar, y que te espero para volver a comenzar.

Espero que lo lea a quien va dirigido, y que me responda de igual manera, aunque muchas veces no es posible corresponder a los deseos de nadie…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s