Un jueves

Fue un jueves como cualquier otro, como otro jueves del año, de mi vida.

Eso era lo que creía, pero enseguida descubrí que no…

11 de marzo de 2004, Madrid.

Amanecía un día cualquiera más en la capital del país, y de repente comienza a ser diferente.

No hace falta que os cuente qué pasó aquel día, pero quizás sí las secuelas que ha tenido sobre mí…

Estoy traumatizado, lo sé. Igual que el 11 de septiembre que el Wall Trade Ceter de New York cayó, yo sigo soñando a veces con algunas de las imágenes que por los diferentes medios aparecieron, sin poder hacer nada, quedándome prácticamente paralizado.

Al llegar marzo mi semblante cambia, y amanezco triste constantemente, y en especial el capicúo día 11, a pesar de no tener ningún motivo en especial para estar tan triste, melancólico o casi hasta deprimido.

Nunca olvidaré que yo aquel día iba a estar en uno de esos vagones pero que por una mala gripe no pude ir hacia aquellas tierras, y que seguramente hubiese perecido sobre los raíles  sangrantes de aquellas vías…

En fin, ya nada puedo hacer, salvo recordar las imágenes e impedir que en mi entorno vuelvan a suceder…

¿Tenéis alguna experiencia similar de la cual nunca os podáis olvidar? ¿Sentís en algún momento que deberías haber estado en algún lugar presenciando un determinado hecho pero que no estuvisteis porque algo os lo impidió?

Preguntas al aire, que entre nosotros quedarán…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s